Top

Lunares y sol…arriesgada combinación

lunar3

Lunares y sol…arriesgada combinación

Todos tenemos lunares. Y esto es un hecho.

Algunos nacemos con varios de ellos distribuidos por todo el cuerpo y otros los vamos desarrollamos con la edad hasta cumplir los 30 años e inclusive hasta bien entrado los 40. La media estaría en torno a los 10-40 lunares por persona pero hay quienes nacen con una mayor predisposición genética a padecerlos.

No pasa nada por tenerlos ya que, ademas de su reconocido valor estético, un lunar no es mas que es una mancha «anormal»  y «pequeña» que crece sobre la piel y que es de naturaleza totalmente benigna.

cielito lindo...

El problema con ellos es que hace ya desde hace tiempo sabemos que algunos lunares pueden convertirse en la puerta de entrada para el cáncer de piel. Concretamente para un tipo de ellos, el Melanoma que, aunque no es el mas frecuente de los cánceres de piel, si que es el mas agresivo y por tanto el mas peligroso.

Y que principal factor potenciador de ese riesgo es la exposición reiterada a la radiación solar, no es por tanto extraño que, efectivamente, la mayoría de los cánceres de piel se suelan situar en las zonas del cuerpo que reciben una mayor insolación: cabeza, bordes de las orejas, cuello, cara, manos, hombros, antebrazos….Por ello es tan necesario insistir una y otra vez en la necesidad de tomar medidas responsables para protegerse adecuadamente del sol.

Hasta aquí perfecto.

El problema, y lo que motiva este post, es que en la última edición ( Mayo 2013 ) de la revista JAMA Dermatology se han publicado dos estudios, realizados independientemente por investigadores Europeos, que sugieren que los protectores solares «químicos» solo protegen parcialmente contra la radiación ultravioleta ( UV) que incide sobre los lunares. Al parecer en ambos estudios se han observado cambios en la pigmentación de los lunares tras la exposición a radiación UV, aunque estos estuvieran protegidos con un fotoprotector solar.

¿Quiere esto decir que los fotoprotectores no sirven para nada y que para eso mejor no ponerse nada? Pues rotundamente NO, aunque efectivamente parece ser que la protección que nos proporcionan no es total, esos lunares irradiados no sufrieron cambios tan visibles como los que no estaban protegidos de ninguna manera.

En definitiva creo que los estudios reafirman lo que ya se venia diciendo sobre este punto, a saber, si eres una persona propensa a tener lunares sobre tu piel deberás ser consciente de tu sensibilidad especial con el Astro Rey y tener un plus de vigilancia sobre la cantidad de radiación que  tu piel va a recibir, o lo que es lo mismo: EXTRAPROTEGERTE,  busca protectores solares con indice muy altos y que incorporen factores físicos en su composición.

Y por ultimo otro dato crucial es observar cualquier cambio que se produzca en un lunar preexistente. Si esto sucede ve al médico rapidamente para que pueda observarlo y realice un correcto diagnóstico para salir de dudas.lunares

 

 

 

 

 

 

rras cada sesión

 

 

 

 

 

 

Otro dato crucial es observar cualquier cambio que se produzca en un lunar preexistente. Si sangra, pica, crece demasiado rápido, de modo escamoso o en costra, es imprescindible acudir al especialista para que lo observe y realice un examen clínico. Lo mismo vale para el caso de una llaga que no se cura o pequeñas heridas que no cicatrizan

No Comments

Post a Comment